¿Qué es la Terapia Sensoriomotriz?

La Terapia Sensoriomotriz es una modalidad de terapia verbal  orientada al cuerpo.

Se trabaja simultáneamente con el cuerpo y la mente para que la persona toma conciencia de la información que a menudo permanece inconsciente en la terapia verbal convencional. Esto hace que se generen cambios físicos, emocionales y cognitivos más duraderos. El resultado es que las personas se sienten liberadas emocionalmente al cerrar asuntos pendientes de su vida. También hay un cambio en  el cuerpo una vez que se siente libre de moverse y actuar sin sentirse invadido, atado o bloqueado.

En el abordaje sensoriomotor es fundamental ayudar a los clientes a entender cómo el cuerpo se ve afectado por el trauma o el trauma de apego (heridas de desarrollo, abusos, accidentes, catástrofes, cirugía o guerra) generando síntomas que pueden dificultar el procesamiento emocional y cognitivo.

Este tipo de terapia parte de la comprensión teórica de que la forma, la estructura y el movimiento del cuerpo, son reflejos de las creencias restrictivas que se han ido internalizando a lo largo del desarrollo, a raíz de las posibles necesidades psicológicas y emocionales que han quedado insatisfechas, o que se han experimentado de forma conflictiva.

 Durante el proceso el cliente es guiado a tomar conciencia de la experiencia interna del momento presente (como los recuerdos, las imágenes, las emociones, los pensamientos y los patrones corporales), que están relacionados con los temas de su vida y sus síntomas, para que pueda sentir nuevas opciones físicas y psicológicas, para reorganizarse hacia la salud.