¿Para qué sirve?

La terapia de pareja ayuda a comprender mejor los problemas que afronta la pareja y a encontrar vías para desbloquear las situaciones de conflicto.

¿Cómo reconocer que mi pareja está en crisis?

En su andadura, las parejas atraviesan por momentos de crisis en los que un acompañamiento terapéutico puede ser crucial para evitar que los problemas se agraven y acaben en ruptura.

Algunos síntomas claros de la crisis de pareja es la existencia de:

  • Incomprensión y falta comunicación entre las partes,
  • Reproches
  • Estallidos de agresividad,
  • Crítica no constructiva,
  • No sentirse visto o querido por el otro,
  • Culpabilización,
  • Rencor hacia el otro,
  • Ciclos de agresión-reconciliación,
  • Evitación del conflicto,
  • Aislamiento de uno o ambos miembros de la pareja
  • Retirada del contacto con el otro.  

Si tu relación está instalada en alguna de estas situaciones la terapia de pareja puede ayudaros a salir adelante, abordando aquellos problemas de pareja que están impidiendo que la relación funcione de forma satisfactoria.

¿Qué hacemos en las sesiones?

En cada sesión se trabajan los conflictos que afectan a la relación y a la convivencia, favoreciendo el darse cuenta de los miembros de la pareja sobre cómo generan el problema y explorando formas alternativas de relacionarse.

¿Qué hace que surjan conflictos en las parejas?

Cuando formamos una relación de pareja lo hacemos desde nuestra individualidad al tiempo que llevamos a cuestas los patrones y las formas de vinculación que hemos aprendido en nuestra infancia y adolescencia. El enfoque Gestalt en la terapia de pareja permite desvelarlos para que puedan ser recolocados de tal manera que dejen de afectar negativamente a la relación.

En otras ocasiones las emociones negativas, como el enfado, el miedo o la tristeza, impiden que haya una comunicación fluida entre los miembros de la pareja. Ello produce actitudes de defensa, malinterpretaciones, juicios, acusaciones o reproches que lejos de acercar a la pareja hacen que sus miembros se sientan más distantes. La ayuda de un psicólogo Gestalt en terapia de pareja que ofrece Eleusis Orientación, Formación y Psicoterapia Gestalt en Madrid, ayuda a romper este círculo vicioso favoreciendo una comunicación más directa y positiva, a la vez que fomenta el aprecio hacia uno/a mismo/a y hacia el otro/a.

Otras veces es una circunstancia dolorosa o estresante la que desencadena los problemas de pareja: la búsqueda de un hijo, la pérdida de un ser querido, la crianza de los hijos, la paternidad/maternidad de uno de los miembros de la pareja, etc… Si la pareja no está suficientemente sólida como para poder abordar estos problemas, se resiente y puede acabar debilitándose.

La terapia de pareja es idónea para abordar estos y otros problemas. Se recomienda solicitar cuanto antes apoyo terapéutico para evitar el deterioro grave de la relación.

Para más información puedes contactar con nosotros aquí